Comparte:

Índice

En el corazón de las criptomonedas reside el poder de la autonomía, y los monederos de autocustodia son la vanguardia del comercio de criptomonedas - pero, ¿qué son estos monederos de autocustodia?
La opinión predominante entre los expertos es, por supuesto, optar por los monederos de autocustodia; sin embargo, comprender las diferencias de matiz entre los monederos de autocustodia y los de custodia es esencial para tomar una decisión informada.
Vamos a dilucidar las ventajas de los monederos autocustodiados, orientar sobre cómo empezar y ofrecer razones de peso para elegirlos frente a sus homólogos custodiados.

¿Cómo funciona una cartera de autocustodia?

La criptocartera de autocustodia se refiere a una cartera digital que le otorga el control total sobre sus activos de criptodivisas. A diferencia de las carteras de custodia tradicionales, en las que un tercero gestiona sus fondos, las carteras de autocustodia le permiten ser el único custodio de sus tenencias de criptomonedas. Esta propiedad directa no sólo proporciona una mayor sensación de seguridad, sino que también se alinea con el espíritu descentralizado de la tecnología blockchain.

El funcionamiento de un monedero de autocustodia se basa en principios criptográficos. Un monedero de criptomoneda sirve como interfaz digital para interactuar con una red blockchain. Almacena de forma segura claves criptográficas -específicamente, una clave pública y una clave privada- que son esenciales para autorizar las transacciones. La clave pública es análoga a un número de cuenta, accesible y visible en la cadena de bloques, mientras que la clave privada sirve como mecanismo de autorización confidencial, similar a un número de identificación personal (PIN). Estas claves garantizan que sólo el propietario pueda acceder a los fondos y controlarlos, proporcionando una sólida capa de seguridad.

Ventajas de las carteras autocustodiadas

Aunque algunos prefieran la comodidad de los servicios de custodia de criptomonedas por su sencillez, los monederos de autocustodia ofrecen mayor seguridad y están en consonancia con los principios básicos de la descentralización.
Cartera de custodia frente a cartera de autocustodia

Usted controla sus llaves

"Ni tus claves, ni tu cripto" es quizás la frase más común e importante entre los usuarios de cripto con autocustodia, y por una buena razón. Normalmente, cuando creas una cuenta en un exchange centralizado, te dan una cartera de custodia. Esto significa que no recibirás tus claves privadas y que no podrás controlar directamente o poseer activos dentro del monedero. Por lo tanto, tendrá que confiar en la plataforma que controla sus fondos.


Mientras que con un monedero de autocustodia, usted recibe sus claves pública y privada. Esto significa que tienes el control total sobre los activos dentro de la cartera, y ningún servicio de terceros puede restringir o impedir las transferencias. La importancia de poseer tu clave privada es clara: quien tenga acceso a tus claves tiene acceso a tu cripto.

Elimina las vulnerabilidades de las contrapartes

Aunque el mercado de las criptomonedas está adoptando nuevas normativas y leyes para mitigar el riesgo para los consumidores, siempre existe un elemento de incertidumbre asociado a las plataformas de terceros. El colapso de la FTX es un buen ejemplo de por qué siempre debes almacenar tus criptomonedas en una cartera de autocustodia. Un monedero de custodia implica que un servicio de terceros guarde tus claves privadas. En una configuración de este tipo, el proveedor de servicios tiene la capacidad de gestionar tus activos, lo que los hace potencialmente vulnerables a transacciones no autorizadas o incluso a malas prácticas por parte del propio proveedor de servicios. Por el contrario, con un monedero de autocustodia, usted tiene el control total de sus claves privadas, lo que significa que terceros proveedores no pueden acceder a sus activos ni moverlos sin su autorización explícita.

Costes reducidos

Los monederos de autocustodia ofrecen un enfoque más rentable de la gestión de activos porque eliminan la necesidad de instituciones financieras intermediarias, como un tercero que gestione sus claves. Al permitir a los usuarios mantener sus propias claves privadas, estos monederos eliminan las comisiones de mantenimiento de cuenta y otros cargos que suelen cobrar los servicios centralizados. Además, las transacciones pueden ejecutarse directamente desde el monedero, ya que no requieren la intervención de terceros.

Transacciones inmediatas

Los monederos autocustodiados también pueden ofrecer transacciones inmediatas principalmente porque dan a los usuarios el control directo de sus claves privadas y, por extensión, de sus activos. Esto elimina la necesidad de autorización de terceros, agilizando el proceso de transacción. Por el contrario, los monederos custodiados implican un intermediario, como una institución financiera, que puede introducir retrasos debidos a controles de seguridad adicionales o demoras operativas. Por lo tanto, los monederos autocustodiados ofrecen una vía más eficiente para las transacciones inmediatas.

Riesgos de la autocustodia

El mundo de las criptomonedas viene con su propio conjunto de retos y recompensas, y elegir un monedero de autocustodia es una decisión que no debe tomarse a la ligera. Aunque estos monederos ofrecen un mayor control sobre tus activos digitales, también conllevan su propio conjunto de riesgos que requieren una gestión vigilante.

Pérdida de claves privadas

Extraviar sus claves privadas significa decir adiós al acceso a sus fondos. Esto ocurre a menudo entre los usuarios menos experimentados que no están familiarizados con la protección eficaz de sus claves privadas. A diferencia de los sistemas bancarios tradicionales, en muy pocos casos existe la opción "¿Olvidó su contraseña?" o un servicio de atención al cliente para sacarle del apuro. La naturaleza descentralizada de la tecnología blockchain significa que usted es el único responsable de salvaguardar su clave privada. Si la pierdes, te quedas fuera de tu propia bóveda digital, con consecuencias financieras potencialmente significativas. A menos que su A

Robo de bienes

Un monedero de autocustodia es generalmente menos susceptible al robo de activos en comparación con un monedero de custodia. Sin embargo, el factor de mayor riesgo sigue siendo usted, el propietario, y su capacidad para gestionar de forma segura sus claves privadas. Si un individuo malintencionado se hace con sus claves privadas, ya sea infiltrándose en sus dispositivos o tropezando con su monedero de papel, puede apoderarse de sus activos digitales, dejándole con pocas posibilidades de recuperarlos. A pesar de los riesgos potenciales señalados, un monedero de autocustodia sigue siendo la opción óptima para operar con seguridad. Tomando medidas de precaución como copias de seguridad periódicas y protocolos de seguridad estrictos, los usuarios pueden mitigar estos riesgos y disfrutar de un mayor nivel de control y propiedad sobre sus activos digitales.

Diferencias entre las carteras con custodia y sin custodia

Explorar las disparidades entre los monederos con custodia y los monederos con autocustodia arroja luz sobre una distinción crítica: la propiedad de la clave privada. Con los monederos custodiados, terceras partes se hacen cargo de tus claves, exigiéndote que les confíes tu cripto. De hecho, estás cediendo el control de tus fondos al proveedor del monedero, haciéndote dependiente de sus servicios y decisiones. Debido a esto, los monederos custodiados pueden ofrecer una experiencia de usuario simplificada al gestionar las complejidades de las interacciones de la cadena de bloques en tu nombre, pero esto conlleva un riesgo.


Por otro lado, los monederos autocustodiados te dan el control total de tus claves privadas. Esta diferencia aumenta la seguridad y el control, permitiéndote proteger tus activos digitales por ti mismo. Al conservar tus claves privadas, reduces el riesgo de hackeos y mantienes el espíritu de la gestión descentralizada de criptomonedas.

¿Cuáles son ejemplos de carteras autocustodiadas?

Tipos de cartera de autocustodia

Los monederos de criptomonedas son herramientas esenciales para la gestión de activos digitales, y existen en varias formas, clasificadas principalmente como monederos calientes y monederos fríos. Los monederos calientes están conectados a Internet, lo que los hace más accesibles pero potencialmente más vulnerables a las amenazas en línea. Cada tipo de monedero caliente ofrece una combinación única de comodidad y seguridad, atendiendo a las diferentes necesidades y preferencias de los usuarios de criptodivisas.

Los subtipos de monederos calientes incluyen monederos móviles, monederos de escritorio y monederos web. Los monederos móviles son aplicaciones que se instalan en los teléfonos inteligentes y ofrecen accesibilidad y comodidad a los usuarios que se desplazan, y eso es exactamente lo que es el monedero Monitok. Los monederos de sobremesa son programas de software que se instalan en los ordenadores y ofrecen un equilibrio entre accesibilidad y seguridad. Los monederos web, accesibles a través de navegadores web, ofrecen facilidad de uso pero pueden ser susceptibles a amenazas en línea como el phishing.

Por otro lado, los monederos fríos son opciones de almacenamiento fuera de línea, que proporcionan una capa adicional de seguridad al ser menos susceptibles a los hackeos en línea. Los subtipos de monederos fríos incluyen los monederos de hardware, los monederos de papel y los monederos cerebrales. Los monederos de hardware son dispositivos físicos que almacenan las claves privadas del usuario de forma segura. Los monederos de papel son documentos físicos que contienen la información necesaria para acceder a los activos digitales y gestionarlos. Los monederos cerebrales se basan en la capacidad del usuario para memorizar una frase de contraseña que genera las claves privada y pública.

Cada tipo de monedero tiene sus ventajas e inconvenientes, y la elección del mismo depende de las necesidades individuales, las preferencias y el nivel de seguridad requerido.

¿Cómo utilizar una cartera de autocustodia?

  1. Creación de cuenta: Comience por abrir una cuenta en la aplicación de monedero elegida. Facilita los datos necesarios y crea una contraseña segura.
  2. Selección de red: Una vez creada la cuenta, elija la red de blockchain para la que desea crear un monedero. Diferentes criptomonedas operan en redes distintas (por ejemplo, EthereumBinance Smart Chain).
  3. Conservación de claves de semillas: Al seleccionar la red, se le proporcionará una clave de semilla única (frase de recuperación). Esta clave es esencial para acceder a tu monedero en caso de que olvides tu contraseña o pierdas el acceso al dispositivo. Anote la clave y guárdela en un lugar seguro y sin conexión. No la compartas nunca con nadie.
  4. Acceso a la cartera: Una vez asegurada la clave inicial, se generará su monedero. Podrás acceder a tu monedero utilizando las credenciales de tu cuenta y la clave semilla. Esta combinación garantiza que solo tú tengas control sobre tus activos.

Monedero de autocustodia Monitok

La plataforma Monitok está diseñada con una función de monedero móvil autocustodiado, que sitúa a los titulares de activos como custodios exclusivos de su patrimonio digital. Esta arquitectura de monedero autocustodiado ofrece un potente trío de ventajas a la base de usuarios de Monitok: seguridad reforzada, mayor privacidad y transacciones más rápidas a costes reducidos. Estos atributos convierten al monedero en un instrumento esencial para el operador contemporáneo de activos digitales.

Para una mayor comodidad en consonancia con la autonomía del usuario, Monitok permite el almacenamiento opcional de la frase semilla en un entorno cifrado, privado y seguro en la nube. Esto garantiza que la frase semilla permanezca tanto segura como exclusivamente recuperable por el propietario, reduciendo el riesgo de perderla. De este modo, los monederos de autocustodia facilitados por excahnge híbrido como Monitok están redefiniendo los puntos de referencia en la seguridad del comercio de criptomonedas.

Sí, los monederos de autocustodia proporcionan una mayor seguridad gracias al control directo de sus activos.

Sí, Monitok ofrece una de las mejores criptocarteras de autocustodia que permite a los usuarios tener un control total sobre sus tenencias de criptomonedas.

La autocustodia implica ser propietario de tus claves privadas, mientras que los monederos custodios son gestionados por terceros.
Los monederos custodiados introducen una dependencia de terceros y pueden comprometer la privacidad.

Sobre el autor

Índice

Entradas relacionadas
Descubra lo más destacado del proyecto de abril de Monitok, incluido el nuevo sitio web y las actualizaciones de los miembros del equipo y del canal de discordia.
Aprenda todo lo que necesita saber sobre las rampas de entrada y salida de Fiat. La función que te permite comprar criptomonedas con divisas FIAT tradicionales.
Lee cómo Monitok se expandió a Android usando Flutter, mejorando la eficiencia y el alcance de los usuarios, también los próximos pasos con la app y su desarrollo.